Saltar al contenido

María Torres: Mezcla de dulzura y sencillez

María Torres: Mezcla de dulzura y sencillez

Posee un toque de timidez, la cual deja colar a través de su sonrisa. María Torres es toda una mujer verraca

Nacida el 29 de mayo de 1988, en la hermosa ciudad de Cali, Colombia, María José Torres Gómez es diseñadora de modas, con un marketing en gerencia y publicidad.

Sus gustos culinarios son sellados por su país natal, describiendo el delirio de la siguiente manera: valluna, un súper sancocho de gallina con patacón y guiso, acompañado de una rica agua panela, cerrando con broche de platino un plato de brevas con queso y manjar blanco de postre.

La fotografía y la lectura son sus placeres al momento de ocupar tiempo libre, aunque confiesa que su hijo es la primera persona en su vida y a quien le dedica la mayor cantidad de horas.

Un día en la vida de esta caleña inicia organizando y llevando a su pequeño a la escuela, para luego dedicarse a una exhaustiva jornada física, que incluye la limpieza de su hogar y atención vía telefónica de su trabajo, haciendo una pausa a media mañana justo cuando recoge a Mathi y almuerzan juntos, retomando las actividades laborales, las cuales finaliza al llegar la tarde, hora de hacer cena y disfrutar de la tranquilidad de su casa y su consentido.

Ponky Monkey es su proyecto de vida, es la línea infantil masculina a la que ha apostado todos sus días y que aspira próximamente sacar al mercado.

Al mejor estilo de María Torres

Pero María Torres no sólo es una mujer emprendedora que apuesta a la plataforma tecnológica para apalancar sus bondades en el mundo de la moda; su incursión en la industria llegó por casualidad y fue a través de la publicidad y las pasarelas; su actitud y perfil la llevó a ser imagen de varias marcas nacionales, participar en campañas de ropa interior, trajes de baño, jeans, ropa deportiva y formal, incluso a ser modelo de videos musicales, entre ellos de Jhonny Rivera, sin embargo, asegura que su mejor papel ha sido el ser madre.

Hablar de admiración es, para María José, hablar de Frida Kahlo y Amy Winehouse, “son dos mujeres totalmente artísticas y pasionales, de hecho, muchas veces me siento una mezcla de ellas dos; todo de ellas me gusta, estoy obsesionada con ambas”.

Su ímpetu y ganas de superarse en la vida la han llevado a saber lo que es trabajar; desde los 16 años se ha costeado todo sus gustos, incluyendo sus estudios, donde gracias a su disposición y aplicación, llegó a estar postulada en varias oportunidades para ser beneficiada con becas universitarias; pero todos sus esfuerzos están vinculados a la pérdida de un ser querido, “la muerte de mi padre me dio las ganas y fuerzas suficientes para darle el ejemplo a mi hermano de que no importa lo que se ponga en contra, si tú quieres, puedes lograrlo”.

A su hijo lo cataloga como su mejor amigo, mientras que su familia es sinónimo de amor, “ellos saben, quieren y respetan mis diferencias y rarezas, soy de muy pocos amigos y mi familia no es tan grande, amor profundamente a mi gente, soy leal en las buenas y en las malas los cuido como mi mejor tesoro”.

“Marquen la diferencia, allí está el verdadero hit de las cosas. Mujeres lindas y jóvenes abundan, pero pocas son aquellas que osan dejar huella por únicas, inteligentes y verracas”, aconseja María Torres.

Comentarios Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies