Saltar al contenido

Manuela Retrepo: Negociadora internacional

Influencer, modelo, actriz, ama de casa, esposa y negociadora; Manuela Restrepo es toda una mujer multifacética.

Manuela Restrepo Uribe es una mujer colombiana de 31 años de edad, quien se desempeña como negociadora internacional de la universidad EAFIT, sin dejar a un lado su labor como ama de casa.

Sus días inician cargados de buena vibra y eso sólo lo encuentra a través de sus reglamentarias dos horas de entrenamiento en el gimnasio, lo que le da paso al cumplimiento de sus múltiples compromisos como influencer, modelo, actriz y en la productora musical donde también labora.

Si toca descansar lo hace, si no espera pacientemente hasta la noche, para rendirse en los brazos de su esposo, con quien cumplió recientemente dos años de feliz enlace matrimonial, y junto a sus gatos y perros, le dicen adiós al trajín del día viendo una película o serie de televisión.

Manuela señala que deleitarse de unas bien caseras lentejas las disfruta tanto como ir al cine y ver documentales de crímenes, destacando de esto último su sueño no cumplido de ser criminalista.

Esta parsera geminiana anhela viajar por muchos lugares y en unos tres años aproximadamente completar su rol como madre, “Me encanta lo que hago, por ello quiero seguir creciendo en redes y así seguir disfrutando lo que hago; me encantaría en unos tres años ser mamá”.

La modelo Ana Sofía Henao es su ejemplo a seguir y la mejor amiga de Manuela Restrepo, “Me siento muy orgullosa de ella y de su carrera; ella siempre me ayuda a ser una mejor versión de mí; gracias a ella es que comencé en el cuento de las redes y darme a conocer; me ha enseñado cómo tener una carrera y una vida profesional… es impecable”.

Su madre es otra pieza importante en su vida personal y laboral, quien sabiamente le inculcó lo necesario que es estudiar y tener un título universitario, “Le doy gracias a Dios todos los días porque he tenido una vida muy buena y con grandes oportunidades. El día de mañana uno no sabe qué pueda pasar y cómo nos cambie la vida, por eso hay que estudiar”.

Manuela no cambia ni por un millón de kilos de oro a su familia ni amigos, “mi relación con mi familia es única, me encanta como somos, nuestra cercanía y respeto; siempre he dicho que amigos son pocos realmente, y los que tengo son valiosísimos, siempre cuento con cada uno de ellos y ellos conmigo”.

Para finalizar, Manuela Restrepo les deja un consejo muy sentido a todas las mujeres latinas:

“Nunca dejen de ser ustedes y menos olvidar la razón por la que todo inició y las motivó. Un sueño se puede cumplir, pero mantenerlo está en cada una, y no hay nada más lindo que tener una carrera bonita con buena energía y llena de amor”

Comentarios Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies