Saltar al contenido

Luisa Fernanda Díaz: trabajadora brillante e incansable

Luisa Fernanda Díaz: trabajadora brillante e incansable

La colombiana Luisa Fernanda Díaz Hurtado (@lufedh) trabaja incansablemente para lograr sus objetivos. Con dedicación y entereza brilla en la tierra natal.

En entrevista exclusiva con Modelos Latinas, indicó: «Hoy en día me siento muy orgullosa de lo que soy y de todo lo que he logrado. Poco a poco he estado trabajando por todo lo que he soñado, cada día estoy más cerca de mis sueños. Soy todo lo que me imaginé y trabajo día a día por mejorar y pulirme como mujer».

Contó con la alegría de crear su imperio. «Mi carrera la comencé desde muy joven. Tuve la fortuna de crear mi propio empresa y trabajo ahí desde siempre», comentó.

La joven, que nació el 6 de septiembre de 1994 en Pitalito Huila y actualmente vive en la ciudad de Ibague, Tolima, agregó que «los fines de semana me iba a trabajar en tiendas de ropa para ganar dinero extra. Soy una mujer que no le gusta quedarse quieta».

A la fecha, «los fines de semana me dedico a trabajar y a ensayar mi música, a tomar mis clases de educación vocal», subrayó.

Cuenta con imperio propio

Formación de Luisa Fernanda Díaz

Aparte de ser una negociadora innata, estudió Mercadeo y Publicidad. «Soy Gerente de Mercadeo en mi empresa, la cual es una distribuidora de calzado. Estoy en el proceso de surgir como cantante; trabajo con marcas con publicidad y demás».

Se refirió a sus proyectos. «Mis planes a largo y a corto plazo son claros: sacar mi sencillo, cantar y expresar por medio de mi música todas mis vivencias e historias de la vida real. En cuanto a mi empresa, sacar mi marca de tennis», detalló.

A partir de su crecimiento, aprendió la importancia de laborar. «Desde muy pequeña mis padres me enseñaron lo que es el trabajo, lo que debíamos aprender a trabajar por nuestras cosas, con nuestro esfuerzo».

Según ella, los obstáculos son mentales. «A mi parecer, todos los seres humanos tenemos la capacidad de sobrepasar cualquier dificultad o situación difícil», precisó.

Continuó: «Una enfermedad terminal en la que no puedas levantarte de la cama podría decirse que es un obstáculo, viví con mi mamá una enfermedad como esa y entendí que la actitud y la cercanía con Dios es vital para sobrevivir ante cualquier circunstancia».

Modelos a seguir

Aseveró que le motivan sus seres queridos. «Mi ejemplo a seguir son mis papás. De ellos aprendí a revivir de las cenizas, a ver el obstáculo como oportunidad y a aprender que de lo malo siempre se sacan cosas buenas. Me enseñaron a amar sobre todas las cosas, porque son personas reales que pude ver físicamente y palpar», relató.

De esta manera, destacó la conexión. «La relación con mi familia es maravillosa increíble, fuimos y somos muy unidos. Actualmente, solo vivo con mis hermanas porque mis papás fallecieron».

Con respecto a su devoción por las celebridades, dijo: «Cada uno ha tenido que vivir procesos que los han llevado donde estan, resiliencia, disciplina y constancia. Admiro a Karol G como cantante, pero como persona no me atrevo a decir de ella ni nadie. No conozco a fondo su vida», aclaró.

¿De qué está hecha?

Díaz está hecha de valentía. Se despierta a las 5:30 am, arregla su casa y habitación. Luego, trabaja a las 8:00 am. Después, almuerza entre 12:30 y 1 del mediodía con sus hermanas. A las 2:00 pm, regresa a laborar hasta las 6:00 pm. Más tarde y sin falta, entrena dos horas. «Soy una mujer exageradamente disciplinada».

Ama a la pasta, la lasagna. «Uno de mis grandes hobbies es el ejercicio, boxeo, MMA (artes marciales mixtas). Asimismo, a la maravillosa fémina soltera, de signo zodiacal Virgo, le fascina cantar, dibujar. Mi lugar favorito es mi casa y mi gimnasio», apuntó.

Ama el ejercicio y las artes marciales mixtas

Enfocada en en Dios, Luisa Fernanda Díaz envía un mensaje a las latinas.

«Ámense, crean cada día más en ustedes y en todo lo que pueden lograr, sean auténticas. Nunca quieran parecerse a nadie, todos somos distintos y ese es nuestro poder. Ser diferente marca siempre la diferencia, no sean superficiales. No se dejen llevar por estereotipos, sean luz. Somos imagen a seguir de muchos, por ende, debemos edificar con nuestra palabra y nuestro comportamiento».

No se cansa de recomendar. «Amen a Dios por sobretodas las cosas. Amen y aprovechen a sus familias, aprendan cada vez que puedan de ellos. Los obstáculos y las dificultades son oportunidad siempre, esas son las bases para llegar a ser grande en el mundo», zanjó.

Comentarios Facebook