Saltar al contenido

Liseth Guevara: mujer independiente cautivada por las pasarelas

Liseth Guevara

Esta peruana, de 24 años, desde muy joven decidió incursionar en el mundo de la belleza sin importar obstáculo alguno

Para Liseth Guevara no ha sido fácil apostar por el mundo del modelaje, pero su pasión y espíritu independiente la llevaron hacia el camino que ahora transita.

Nacida el 10 de mayo de 1998, esta chica de signo Tauro confiesa que ama comer. “En cuestión de comida es difícil decidirme por una (…) entre los principales está la comida de la selva (juane, tacacho, etc), ceviche, causa de atún, las pastas (…)”.

Liseth Guevara

Divide su tiempo entre estudios en Negocios Internacionales y las pasarelas, así que su día comienza bien temprano.

“Suelo iniciar mi día a las 6 am, me levanto a correr, hago cardio por 30 minutos, apróximadamente. Regreso a bañarme y desayunar, me voy a hacer fotos o grabar comerciales, reuniones o eventos donde se hacen lanzamientos de los nuevos productos que entran al mercado de la moda. Luego, por la tarde noche, puedo ir a tomar clases de baile o al gimnasio. Después de un baño salgo con mis amigas a cenar y un par de drinks quizá”, explicó.

Si de próximos proyectos se trata, contó todo en exclusiva a Modelos Latinas: «Tengo mi marca de ropa, se llama MOON, ya vendí mi primera colección, así que después de mi graduación pienso sacar una nueva colección y tratar de hacer la marca conocida a nivel internacional. Además de viajar a otros países y prepararme como actriz».

La aventura de Liseth Guevara en el modelaje

Hermosa, talentosa y aventura, aparte de amante al progreso como profesional. Recuerda: “Inicié a los 15 años, con el capricho de ‘quiero ser independiente para hacer lo que yo quiera’, creo que es la frase común a esa edad. Por mi corta edad era muy difícil conseguir trabajo en una oficina, pero como me salí de casa, de una u otra manera, tenía que conseguir un trabajo para poder pagarme los gastos”.

A sugerencia de una tía diseñadora, la joven comenzó a realizar castings. Su primer trabajo fue para una marca.

“Luego esas fotos las vio Jessica Newton y me mandó a contactar con su asistente porque me quería ver en Miss Perú, también le gusté, pero yo era muy nena, y una de las bases era ser mayor de edad. Me impulsó a seguir en el camino de la moda, ya que tenía la actitud, era fotogénica y etc. Asistí a más castings y cada ve hacía más fotos para distintas marcas, convirtiéndose en mi trabajo”, comenta emocionada.

Su internacionalización vino como sugerencia de un muchacho. Luego de algunos castings, fue admitida en la agencia WE LOVES de Chile.

Liseth Guevara

Una complicación que tuvo iniciándose como modelo fue la relación tensa con su familia, pues tenían las expectativas puestas en que hiciera carrera universitaria. “Con mi familia me llevo muy bien, al principio no fue fácil (…) pero poco a poco han ido acoplándose. Es más, ahora les gusta verme en revistas, catálogos, anuncios y otros”, reveló.

Una espontánea y honesta Liseth continuó contando su historia:

“Mis estudios siempre han sido mi prioridad. Pero al salir de casa, obviamente se me acabó la vida de hija consentida, así que tuve que ingeniármelas. Cuando mi mamá se dio cuenta que yo estaba haciendo las cosas bien, me esforzaba y luchaba por hacer lo que más me gustaba (ser modelo) y a su vez iba a clases, me apoyó”.

Con quienes sí ha contado en todo momento ha sido con su selecto de grupo de amigos. “A medida que vas creciendo tu círculo cercano también se reduce, pero por lo general me encanta tener muy buena relación incluso con mis seguidores”, sentenció.

Hablemos de inspiración

Liseth Guevara

La top model Kendall Jenner es su referente. Pero si se trata de un lugar, la playa la ayuda a desconectarse y recargarse de energía. Ella está consciente que la vida cuenta con innumerables obstáculos, “es lo que hace que sea interesante, sino sería aburrida. Gracias ello también se puede apreciar y valorar cada cosa que logras”.

Dada su experiencia, aconseja a quienes deciden incursionar en las pasarelas: “No descarten sus sueños o meta (…) Entrar a la industria no es fácil y sé que muchos lo descartan por miedo al qué dirán y autoestima bajo, o no cuentan con el apoyo de sus padres, porque para un padre tú tienes que hacer primero una carrera y ya”

Siguió: “Si se lo proponen y encuentran un punto de equilibrio, puedes hacer ambas cosas. Igualmente, romper con sus miedos; tu peor enemigo eres tú mismo (…) En la industria hay mucha competencia, hay puertas que, incluso, se cerraran en tu cara (a mí me han cerrado varias) pero hay ventanas, lo que es para ti, ahí estará para ti. LOS SUEÑOS SE HACEN REALIDAD, PERO TODO ESTÁ EN TI”, sentenció Liseth Guevara.

Instagram @lisethguevaraa

Comentarios Facebook