Saltar al contenido

Larissa González: Mujer audaz

Larissa González

Hoy vende ropa y trajes de baño, mañana desea ser la dueña de la tienda. Larissa González es la típica mujer latina con convicción y muchas ganas.

En contraposición a lo que la sociedad ha impuesto sobre el poco éxito de las modelos que no poseen un título profesional, Larissa Samara González resulta la prueba fehaciente que, a los 26 años de edad, ha probado el buen sabor del triunfo. Sus estudios universitarios llegarán cuando tengan que llegar.

Segura de lo que es, firme en la carrera que ha forjado como imagen publicitaria, feliz en lo personal y propietaria de una belleza sin discusión, Larissa, para quienes no la conozcan, nació en Ciudad del Este, Paraguay, el 6 de noviembre de 1991.

Vendedora de trajes de baño y ropa, Larissa Samara cuenta con gustos muy ajustados a toda modelo, le agrada leer, va al gimnasio, come sano y muere por la comida japonesa.

Larissa González

Esta escorpiana, sin compromiso sentimental por el momento, transcurre sus días despachando pedidos o haciendo sus quehaceres, pero sin dejar de maquinar cómo hacer para alcanzar sus metas a corto plazo, entre ellas ser imagen de marcas importantes y  dueña de negocio de ropa.

“Soy mi propia inspiración y trato de superarme cada día”

A la espera de una carrera universitaria que la motive, Larissa dio sus inicios en la industria del modelaje hace ocho años posando para un diario local. A pesar que sus padres la han orientado a tomar sus estudios profesionales, hasta la fecha no se ha sentido identificada con ninguna especialización, sin embargo, no descarta la idea.

Larissa González

Realmente Larissa

Sorprendida de sus logros, pero con hambre de más, Larissa González centra su fuente de inspiración en las mujeres bellas que tratan de mejorar cada día, manteniendo siempre la sonrisa en el rostro, pese a las dificultades.

Su mayor orgullo es su madre y el obstáculo más grande son las personas negativas, tema que saca de mente cuando piensa en un atardecer frente al mar, el sonido de las olas y la sublime paz que penetra cada poro de su cuerpo solo de imaginarlo, convirtiendo esa panorámica en su lugar ideal.

Como toda mujer luchadora y empeñada en dejar en alto el digno trabajo de una modelo latina. Larissa González extiende sus palabras de aliento a todas quienes deseen copiar sus pasos.

“Luchen por sus sueños y no se rindan nunca. Querer es poder”.

Comentarios Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies