Saltar al contenido

Jennifer Contrera: Dejando huellas a fuego lento

Jennifer Contrera: Dejando huellas a fuego lento

Jennifer Contrera pretende convertirse en modelo cotizada y coronarse reina de belleza de algún certamen en su país natal.

Jennifer Contrera Correa nació el 20 de abril de 1998 en Villarrica del Espíritu Santo del Guairá, Paraguay. A sus 20 años se ha labrado una exitosa carrera como modelo, destacando entre sus logros el formar parte de una reconocida agencia local e imagen de diversas tiendas de moda.

El cuidado físico es algo que se encuentra por delante de cualquier cosa en la vida de Jennifer, por lo que inicia el día preparando sus comidas a base de una dieta especial extremadamente balanceada, para luego asistir a las sesiones de fotos pautadas, entrenar, ir al sps, peluquería, asistir a reuniones de empresarios y a la agencia en la cual se desempeña.

Aunque trata de llevar una  rutina alimentaria estricta, la dulce taurina confiesa sentir debilidades por milanesa de pollo con puré o  ñoquis (plato paraguayo).

Jennifer Contrera

Los sueños no tienen límites para Jennifer Contrera, quien lucha fervientemente para llegar a ser de las modelos más cotizadas y reconocidas en su zona, así como titularse reina de belleza en algún importante concurso.

“La verdad es que me siento súper feliz y orgullosa por mí misma, por lograr todo lo que soy y el esfuerzo que hice para llegar a donde estoy, porque empecé desde abajo y hoy estoy más que bien”.

Sentir el cariño de la gente es como una elástica que la impulsa a seguir esmerándose y poniéndole ganas al trabajo, razón que hace tener gran admiración por las mujeres que salen adelante, no pierden su esencia y mucho menos olvidan de dónde han salido y hacia dónde van.

Jennifer se inició en el universo de la moda con Talent’s Models y formando parte del staff de un prestigioso programa en Paraguay, transmitido por Telefuturo.

Íntimamente Jennifer Contrera

Tocar el tema familiar y amistoso de toda modelo es llegarle a las fibras, y Jennifer Contrera no es la excepción. Hablar de sus padres es sinónimo de unión. “Ellos me inculcaron a salir adelante por mis propios medios. Estoy más que agradecida a ellos por darme la oportunidad de estudiar. A diario trabajo por ser su orgullo. Gracias a Dios están súper bien. En mi familia somos muy unidos, al igual que con mis amistades”.

Jennifer Contrera

De pequeña siempre perfiló la vida hacia cámaras y luces, por lo que no dudó en trabajar por y para ello. «Realmente se me dio la oportunidad y fue todo un sueño cumplido para mí”.

Villarrica la lleva tatuada Jennifer Contrera en el alma, hacia donde vaya siempre la recordará como su lugar preferido.

“No se rindan nunca, hagan bien las cosas, luchen y por sobre todo sean buenas personas”, aconsejó, por otro lado.

Comentarios Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies