Saltar al contenido

Hablar: el don de la palabra

Hablar

Hablar es el arte de seducir a través de las palabras: un don. Específicamente, elementos fundamentales en la expresión de los seres humanos que ayuda a comunicarse con los demás.

Por esta razón, Modelos Latinas trae para ti las siguientes sugerencias indispensables que debes aplicar en tu vida diaria para que puedas sorprender ante el público con un vocabulario enriquecedor .

¡No tengas miedo a expresarte!

Rompe con el silencio. Cuando no sepas cómo expresarte, piensa en la manera en la que te vas a comunicar empleando un lenguaje adecuado con tu caudal léxico.

Hablar

Aunque los sentimientos te traicionen al momento de hablar con los demás, debes mantener seguridad en ti mismo, la cual te impulsará a demostrar que sí puedes comprender lo que quieres decir.

Ármate de valor para enfrentar esos miedos que tanto te reprimen y sé valiente en defender tus pensamientos a través de la palabra, siempre y cuando no lo uses para ofender a quienes te escuchen, y sin complicaciones cuando intentes expresar tus ideas.

Cultiva el hábito de la lectura

Esta herramienta es la más práctica si deseas lograr una elocuencia elegante, construyendo por medio de la lectura un amplio conocimiento y vocabulario que te permitirá poseer un lenguaje variado cuando establezcas una conversación.

“Leer es como besar, se te nota en la lengua”. Por eso lee, así sea sobre cualquier tema, pero por favor ¡Lee! Verás que después de cultivar una lectura interesante, te nutrirás de conocimientos productivos que reflejen en ti palabras sofisticadas y cultas.

Leer

Asegúrate de utilizar términos que sean sinónimos entre las palabras para no repetir, ni redundar tus argumentos. Recuerda: “Leer no te hará más inteligente, pero sí menos ignorante”.

Previene las malas costumbres

Evita usar malas palabras, las groserías no van de acuerdo con una locución refinada. Si las vas a decir, que sea entre amigos de confianza, pero sin abusar de las expresiones porque generaría un estilo soez.

Ve despacio, pero no tan pausado cuando realices algún monólogo o tengas que presentar una exposición. Recuerda conservar un manejo entre tu lenguaje oral y corporal a fin de mantener aplomo ante el público.

Hombre mira y sonríe a una mujer

Finalmente, proyecta una actitud de confianza, pues no es necesario que tengas que memorizarte todas las frases o un libro completo. Simplemente, con tener claro los significados y la manera adecuada de hablar, conseguirás una buena impresión con el oyente.

Comentarios Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies