Saltar al contenido

Génesis Tapia: Mujer con convicciones de acero

GÉNESIS TAPIA

Los deseos y las ganas de superación son las banderas que orgullosamente levanta la peruana Génesis Tapia, para quien la vida no ha sido color de rosa

Génesis Tapia Sosa es una actriz, deportista, bailarina profesional, madre y modelo, nacida el 02 de febrero de 1991 en Lima, Perú.

Salir de la pobreza era su principal desafío. Trabajar hasta el cansancio era la única opción que tenía disponible. Con gallardía y constancia logró superarlo y hoy en día se siente orgullosa de poder darles otro estilo de vida a sus hijos.

Aferrada a Dios transcurre Génesis los días. Su empeño por forjarse cualidades que la diferencien del resto de lo común, la ha llevado a ser persistente en lo que le apasiona, fortaleciendo sus dotes a través de entrenamiento físico, mental y espiritual, dedicándose en cuerpo y alma a la confección, supervisión de sus tiendas, su hogar y herederos.

27 años de sacrificios y recompensas marcan el calendario de esta hermosa limeña, quien aspira fervientemente poder representar, como deportista, a su país en el extranjero y dejarlo bien en alto.

“No hay talento que progrese siendo empírico. Para triunfar necesitas estudiar y nutrir el Don con el que naciste… Así de simple”.

Hace una década que Génesis fue descubierta por la industria de la moda y desde entonces su camino ha sido recubierto de constante éxito, llegando a ser impulsada por sus ganas de superación, siempre de la mano de su familia, a la que considera prioridad.

En la intimidad

El ser una persona transparente ante la sociedad la hacen ser muy predecible. Como buena profesional, Génesis Tapia disfruta, más que como trabajo placer, el hacer ejercicios físicos y leer un buen libro o artículo.

Si de comer se trata, los dulces veganos serían esos gusticos que le encantaría poder darse cada vez que pueda, eso sí, sin abusar de ellos.

Génesis Tapia

Muchos son los lugares que enamoran el paso de una modelo y mujer aventurera, sin embargo, Cancún hechizó a Génesis de tal manera, que ningún otro ha podido hacerla soñar despierta, aunque no descarta seguir conociendo países y continuar absorbiendo lo mejor de cada uno de ellos.

La montaña de vida de toda persona la dicta cada una de manera individual. Si te dejas ganar por los obstáculos, los bajones y fracasos serán más prominentes. Todo dependerá de la motivación que le inyectes, para que en vez de descensos, goces de mayor cantidad de triunfos. Para Génesis Tapia los únicos dos obstáculos que la sacarían del cauce serían: no tener a Dios o perder a sus hijos.

Comentarios Facebook