Todos aquellos en busca de la paz mental hacen lo que sea para conseguirla. De hecho, acuden a yoga, psicólogos, médicos esotéricos e innumerables actividades a fin de lograr el objetivo.

No obstante, suele ser un error debido a que tal circunstancia podría traer un gran peligro. Se trata, entonces, de captar la manera de aquietar la mente, consonancia, tranquilidad, paz interior.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Duke, una de las más reconocidas de Estados Unidos, existen al menos ocho actitudes, denominadas también factores, que sirven de aliados para inclinarse ante la anhelada estabilidad mental, ¡vivir en armonía está más cerca de lo que se imagina!

Vivir en armonía está más cerca de lo que imaginas

Vivir en paz mental

El mundo te necesita. El mundo no será igual sin ti, todos necesitan de todos, no hay que esconderse de el. Pese que estén atravesando una situación difícil, en el ámbito emocional, lo ideal resulta no alejarse. Mucho menos, convertirse en un ser solitario, aislado, ermitaño.

Suelta lo negativo. Avanzar en amor y eperdón, para conseguir paz mental, requiere de decisión. Por ello, debes definir qué quieres para tu vida. De desear salir adelante en calma, es hora de soltar cualquier tipo de sentimiento negativo, dañino.

Las personas infelices alimentan el rencor. Para ellos, alude a un factor determinante. Inclusive, no paran de desconfiar y crear conjeturas, sin contar que solo genera malestar a su día a día.

Cree en ti. Ponte frente a un espejo y repite: me amo y acepto tal cual soy. La tranquilidad interior florece cuando crees en ti, así como en tus capacidades. No esperes mucho de los demás, trabaja con dotes y talento para lograr lo que desees, siendo realista para no caer en decepción o frustración, ¡reconócete!

Cree en ti y en tus capacidades

Céntrate en lo que puedes lograr, usando tus talentos y dotes. Evita gastar energías en aquello que se escapa de tus manos; en la vida no hay que huir de ella. Al contrario, tendremos que ayudar si se aspira consolidar paz mental, no te enganches, confía y cree firmemente en las soluciones.

Comentarios Facebook