Saltar al contenido

Alma Castillo: creativa sensible y amante de la cultura

Alma Castillo

Entre tantos gustos y pasiones, Alma Castillo disfruta también andar en bicicleta

A los 20 años de edad, Alma Castillo se graduó como licenciada en Diseño y Comunicación Visual, demostrando ser mujer creativa, auténtica, capaz.

“Me relaja muchísimo pintar, así como trabajar en producción visual que genera en mí esa locura que me encanta para trasmitir muchas ideas”, afirmó la artista.

En tierras mexicanas creció el 14 de mayo de 1991 y aprendió a amar la cultura, optó por sumarla a su vida.

La modelo hermosa se siente inspirada, busca trasformar vivencias en recuerdos abstractos.

Alma Castillo

Para despertar ingenio utiliza estrategia muy particular: aprecia colores en diferentes objetos, aportándole imágenes a labores, dejando que la mente viaje, fluya y evolucione.

“La fotografía es otra forma de expresarse, representa recuerdos y para mí todo tiene su valor e importancia. Entonces, ¿por qué no hacerlo o conservarlos?”

Entre tantos gustos y pasiones, Alma Castillo disfruta también andar en bicicleta, preparar postres y tocar la guitarra, aunque este último pasatiempo hace rato no lo practica.

Se considera chica hiperactiva, porque se  pasa gran parte del día ocupada diseñando lo pensado.

Desea conseguir ganas para inventar alguna idea fantástica. Asegura que el secreto está en descansar suficiente para que la mente funcione.

Alma Castillo

Alma Castillo desde el interior

Actualmente, cuenta con productora y agencia donde trabaja al lado de socios en proyectos independientes. De vez en cuando organizan workshop en la ciudad de México.

“Nuestro sueño es llegar a expandirnos y lograr metas planteadas, con estructuras sólidas, resistentes a fin que los proyectos avancen”, sostuvo.

A la par, Alma Castillo tiene pensado establecer propia academia de medios audiovisuales.

Ese entusiasmo que invade ser se lo agradece a su padre, hombre que la llenó de fuerza para ser la mejor versión de sí misma.

El sacrificio y esfuerzo son dos valores relevantes que fueron inculcados desde el núcleo familiar, específicamente desde su progenitor: “Es un hombre que a pesar de adversidades pudo cambiar el rumbo de su vida, demostrándome que no hay obstáculos”.

En otro sentido, resaltó que el modelaje apareció de forma accidental. Luego que empezó a cuidar cuerpo con ejercicios y buena alimentación, la gente comenzó a fijarse en ella.

La talentosa Alma Castillo decidió apreciar cada aspecto propio y experimentar delante de cámaras. Después de ese momento cambió su andar.

Comentarios Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies