Saltar al contenido

Alejandra Montoya: Contadora Pública

La vida no le ha sido nada fácil, pero Alejandra Montoya ha puesto siempre por delante sus ganas y pasión, herramientas que la han llevado al éxito en sus proyectos.

Colombiana de 27 años de edad, contadora pública en ejercicio, apasionada por el ciclismo, la guitarra y el futbol. Tras todo esto se encuentra Alejandra Montoya, una mujer con una calidez y ternura en su rostro, que dará mucho de qué hablar, no sólo por su belleza sino por sus proyecciones.

Concentrada en su marca propia, Alejandra se enfoca en el éxito, todo ello llevando como bastión inspirador a su madre, «es toda una guerrera sin duda alguna, ella es mi impulso».

El amor por su familia es sublime, «Me encanta compartir con ellos porque siento que me llenan el alma; aunque somos muy independientes, cuando nos vemos lo damos todo»; lo mismo le sucede con su selecto grupo de amigos, a quienes no ve con frecuencia, pero los mantiene presentes en todo momento, «Hay una linda relación, nos vemos cada siglo pero es como si habláramos todos los días».

Aficionada a todo tipo de deportes y amante de los camarones, así se describe Alejandra Montoya, quien nació bajo el signo zodiacal Libra. «Un día normal en mi vida inicia entrenando en el gym, practico futbol, salgo en bici y como por mil; a veces tomo clases de guitarra, es un instrumento que deseo tocar muy bien algún día».

La pasión lo es todo.

Lograr culminar la etapa de formación profesional no fue tarea fácil para esta hermosa colombiana, sin embargo, con deseos de superación todo es posible, «Pienso que todos los seres humanos podemos ir o hacer lo que nos propongamos con pasión; todo lo he vivido, yo asistí la universidad y fue muy duro hacer todo en paralelo, pero en muy satisfactorio cuando culminas y ves que lo lograste».

El dinámico estilo de vida de Alejandra es cambiante, pero lo que siempre se mantiene son sus proyectos, de los que cabe acotar es bastante celosa de compartir, pues espera primero verlos concretados para luego hablar de ellos a los cuatro vientos.

«Debemos tener mucha seguridad en todo lo que hagamos; muestren su verdadera personalidad, pongan toda la pasión del alma y conquistarán todo lo que quieran».

Comentarios Facebook