Tatiana Orrego Londoño, es una joven colombiana de 26 años, nacida en la ciudad de Cali.  Aunque se desenvuelve como modelo, le apasiona ejercer su profesión de fisioterapeuta.

Tatiana Orrego: Modelo y fisioterapeuta en cuerpo y alma
Ejercer su profesión ayudando a las personas le hace sentir bien

Su pasatiempo favorito es ir al cine y su comida predilecta los mariscos. No está comprometida sentimentalmente y siempre le ha gustado la playa.

Vino al mundo un 13 de marzo y, como buena pisciana, siente satisfacción en ayudar a la gente, es bondadosa, sensible y se preocupa por los problemas de las demás personas.

El día a día de Tatiana Orrego

Detalla que el comienzo de su rutina es a las 4 y 30 de la mañana, cuando se dirige al gimnasio, luego va a su sitio de trabajo hasta las cinco de la tarde. Completa su itinerario con spa, aplicación de medios físicos y culmina con algo de lectura.

Tatiana Orrego y su entorno familiar

Para Tatiana su familia es lo más importante en su vida y agradece a Dios por darle la mejor de todas, la describe como comprensiva, tolerante, amorosa y feliz.

Disfruta de su familia y de las cosas cotidianas constantemente

Su mayor inspiración han sido sus padres, siempre los tiene presentes y desea ofrecerles lo mejor.

Piensa en su hermano como un compañero de vida y lo describe con orgullo como su persona favorita.

Misión cumplida

“Nunca he tenido obstáculos en mi vida siempre he sido una mujer que lucha siempre por lo que quiere y jamás he permitido que algo se convierta en un impedimento para concretar mis proyectos”

Relata que desde muy niña fue deportista, cosa que la impulsó a escoger su profesión, además del deseo de ayudar a las personas en su proceso de rehabilitación.

Y ese poder de decisión y espíritu de lucha se ven reflejados en sus logros, así como en su filosofía de vida, donde siempre habla en positivo y no tiene planteado el fracaso en ninguna de las metas que se ha trazado en la vida.

Una emprendedora natural que no se detiene ante nada

“Mi único consejo es luchar siempre por lo que quieren y nunca dejarlo  a medias”

En sus proyectos futuros está el poder montar su propia clínica de neurorehabilitación.

Confiesa que en su infancia nunca se hubiera imaginado ser la persona en la que se ha convertido, aunque siempre tuvo la convicción de ser una mujer con valores, soñadora y determinada a siempre cumplir lo que se propone.

Comentarios Facebook