A partir de su nacimiento se iluminó desde Chiriquí hasta el istmo de Panamá. Hoy día, con casi 29 años, hipnotiza al resto del mundo

Con el corazón en mano, emociones a flor de piel, voz sublime y acento pícaro, la modelo panameña Patricia Fossatti deja atónito a más de uno.

La pediatra, que eligió inclinarse por esta especialidad para darle gusto a sus padres, pilares en su vida, cautiva no solo con belleza y elegancia, también encanta por amor al prójimo.

El amor de Patricia Fossatti

“La mujer solo será feliz si un hombre la hace feliz”, “la mujer hace al hombre y el hombre a la mujer”, “detrás de una mujer siempre hay el apoyo de un hombre”, estas son algunas frases que florecen desde Europa hasta América Latina, en el país centroamericano igualmente retumban.

Así lo afirma Fossatti, quien es regente del signo Sagitario, cumpleaños el 7 de diciembre, adora leer diversos libros, de conocimiento internacional, comer  arroz con mariscos, sancocho panameño y tortillas de maíz.

‘Estoy comprometida con Antonio Castillo Pérez, un hombre divino, amoroso. Es ese hombre que Dios me puso en el camino; me apoya siempre en mi locuras’.

En el mismo margen, prosigue como si estuviese hechizada: ‘se siente satisfacción al encontrar una persona que comparta lo mismo que tú. Él es uno de mis mayores orgullos, aparte de alcanzar metas, sobre todo al pensar que lograste lo que no imaginabas’.

Dentro de al menos cinco meses aspira casarse con el amor de su vida. “Soy detallista. Me gustan las cosas bien hechas y a mi modo”, detalló sobre la razón de “echarse al agua” el año entrante.

El cariño por enlace sentimental llega a ser tan inmenso porque proviene desde el núcleo familiar de su adorado caballero.

‘Mis papás fallecieron pero Dios me puso a la familia de mi prometido, relación que califico como de éxito, ya que apoyan en buenas y malas, están junto a mí, me ha permitido formar parte de su vida’, reconoció.

Cuenta con tres inspiraciones: familia, a pesar que no están con ella se han convertido en motivación; comedores, donde brinda apoyo donando comida a  los más retoñitos; éxito, escalafón que anhela alcanzar de la mano del prometido, se esfuerzan juntos.

 

De su andar despide dificultades. “Lo que me ha pasado lo llamaría aprendizaje en la vida. El decir no puedo cuando en realidad sí puedo es uno de los mayores obstáculos”.

Sin embargo, revela: “Mi mayor miedo es no formar una familia. Una familia no es tener hijos y no tener una persona a tu lado, para mí eso no es familia. Familia es permanecer unidos en buenas y malas. Quiero formar una familia y que mi familia se expanda. Ser una buena madre”. En la actualidad, es madrastra de dos pequeños.

Adora cambios y transformaciones, con firme convicción en el crecimiento personal.

” (…) detesto a los policías porque tienen autoridad, pero de pequeña quería ser policía, jugaba con mi hermano”, asegura entre carcajadas, dejando al descubierto la valentía que tiene al modificar deseos en 180 grados, ¡ahora posee autoridad de otra forma!

¿Cómo es un día normal?

Vía telefónica, narra: ‘Me levanto de 6 a 6.30 de la mañana, rezo, saludo a mis empleados, desayuno, me ducho, arreglo, saludo a familia fuera del país, arranco jornada de trabajo, ya que soy dueña de empresa de producción de leche, y trato de regresar a casa entre 12 del mediodía y 1 de la tarde’.

Sobre su labor diaria, cuenta que tras regresar a la morada conversa con su pareja.

La modelo, que soñó con ser miss, se veía coronada, sostiene que se mantienen muy conectados aplaudiendo cada piso subido en la escalera del desarrollo como profesional.

‘En enero contaré con constructora para hacer construcciones de vivienda, realizar tercer comedor infantil en la provincia de Chiriquí, seguiré brindando apoyo por mis propios medios’, enfatizó la chica que entre los 15 y 21 años tuvo la oportunidad de entrar en el mundo del modelaje, estudiar en escuela de su tierra y potenciarse en Estados Unidos luego de ganar beca para prepararse mejor, experimentar en pasarelas, modelando para marcas reconocidas de la talla de Calvin Klein.

¿Qué te marcó en la vida?

Puntual: ir a Cuba. El grado de trabajo infantil es alto. Y si algo admira a Angelina Jolie resulta tanto amor por sus niños adoptados. Más temprano que tarde tendrá hijos con su amado y adoptará otros dos.

Si nos referimos a talentos, aprecia a la coterránea Erika Ender, “su forma de ser humana no cambia a pesar del éxito que tiene”.

No deja de nombrar el espacio que abrió puertas en la vida. “Mi país es lo mejor. Panamá y México tienen muybonitas playas“.

La distinguida chica, Patricia Fossatti, enloquecida por respaldar al sector más vulnerable, pequeños gigantes, zanja: “En la vida nosotros somos emprendedoras de grandes exitosos. Para surgir hay que poseer consistencia, creer en sí mismo, tener mayor fuerza para alcanzar los sueños que quieras realizar”.

¿Quieres convertirte en la mejor versión de ti misma? Mira el progreso de esta magnífica dama y verás como todo es posible, ¡que te funcione de musa!

Comentarios Facebook