Todo sobre la gimnasia facial

Las mujeres nunca dejamos de valorar un consejo que nos ayude a permanecer bellas o a eliminar alguna molestia.

Siempre queremos ser las primeras en todo, así nadie nos va a decir lo contrario sin ocasionar una crisis de autoestima.

Constancia y ejercicio revitalizan el rostro

Por esta razón, buscamos la manera de estar al día en cuanto a nuevos inventos que la ciencia ha dedicado, justamente a la vanidad.

Claro que va más allá de simple vanidad, resulta cuestión de verse y sentirse bien con una misma, para poder agradar a las demás personas y brillar en la sociedad, como de seguro siempre lo hemos hecho.

La aparición de las líneas de expresión ya no será un dolor de cabeza, la  gimnasia facial llegó para rejuvenecer a través de la revitalización del rostro con ejercicios que estimulan la circulación de la sangre.

Sin cremas ni tratamientos complicados podemos rejuvenecer

Consiste en ejercitar y mantener la elasticidad en el rostro, tonificando e hidratando, eliminando el paso del tiempo y nutriendo la piel, como se lo merece.

Solo nos llevará unos minutos diarios y los resultados te dirán que no es tiempo perdido, ni mucho menos se trata de un cuento de camino.

Cómo realizar la gimnasia facial

  • El comienzo consiste en el calentamiento, relajando la musculatura de la cara, cuello y hombros. Esto se logra masajeando muy suavemente con la yema de los dedos partes mencionadas.
  • Para lograr un mentón firme te debes sentar ante una mesa, colocar un brazo encima en posición horizontal y el otro en vertical. Luego, cierra la mano en un puño y manténla debajo del mentón haciendo fuerza con la barbilla en el puño. La presión debe durar unos seis segundos y luego puedes relajarte.
  • Para eliminar la papada utiliza una toalla mojada, coloca debajo de la barbilla. Después, levanta la mandíbula y desliza la toalla por debajo de la misma. Igualmente, debes mantener la tensión por seis segundos y luego toca relajar.
  • Cuando se trata de pómulos marcados: se recomienda hinchar las mejillas con aire, golpear muy suavemente con las yemas de los dedos y soltar poco a poco el aire contenido.
  • Si el problema son las bolsas, crea especie de gafas con pulgares e índices de ambas manos y coloca en el contorno de los ojos, tanto la piel de arriba como debajo de la zona. Manteniendo esa presión debes parpadear de unas 10 a 20 veces.
  • Las molestas patas de gallo se pueden combatir colocando los dedos en las sienes e intentando hacerlos llegar a la parte superior de las orejas. Abres la boca y desplazas mandíbula de adelante hacia atrás, por seis segundos.
  • Para lograr la frente lisa puedes poner los dedos de ambas manos sobre la frente procurando que la palma esté en contacto con ella, que las puntas de los dedos se toquen. Más tarde, ejerce presión hacia arriba hasta sentir que los músculos de la frente se tensan. Permanece así entre seis y 10 segundos.
  • Para finalizar debes conseguir relajarte colocando yemas de los dedos sobre los huesos de la mandíbula inferior, hacer presión suavemente sobre la zona realizando movimientos circulares. Realiza un masaje en el rostro, incluyendo el área de la nuca, ¡ya puedes dar por terminada tu rutina de forma exitosa!

Comentarios Facebook

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Estas recomendaciones están estupendas y fáciles de hacer las combinare con lo que estoy haciendo para obtener mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies