El mundo de la moda y sus tendencias apasionan a Karla Granados Mora, quien nació el 18 de febrero de 1993 en un pueblo llamado Delicias, ubicado en el estado Táchira, Venezuela. Hoy reside en Barinas.

Aunque estudió Ingeniería Industrial en la universidad, la situación económica que atraviesa el país sudamericano, aunado a las ganas por salir adelante sin ir a otras latitudes, empujó a la chica de 26 años a convertirse en emprendedora.

“Creé una marca de prendas de vestir para damas, ya está por cumplir tres años. Todo el éxito que he tenido con esa pequeña empresa que, poco a poco va creciendo, lo agradezco a Dios y a mi familia. Ellos, con su apoyo, me han motivado a seguir adelante. Paralelo a esto, también ejerzo el rol más importante de mi vida: ser madre”, cuenta.

Karla Granados Mora
La chica de 26 años es creativa y exitosa

La exuberante joven, que pretende continuar trabajando incansablemente y sacar adelante a sus tres hermanos, habla sobre su amor por los certámenes. “Desde niña me emocionaban los concursos de belleza, siempre soñé con poder conocer la quinta Miss Venezuela y fue en el 2015 cuando tuve la oportunidad de hacer mi sueño realidad”.

Además, reconoce que “fue una de las experiencias más gratificantes y satisfactorias de mi vida. A lo que me dedico actualmente no fue precisamente lo que imaginé cuando niña. Sin embargo, pienso que la moda y el modelaje van de la mano. En el camino fui descubriendo que el diseño y la confección es una pasión que tenía escondida muy dentro de mí”.

Anhelos

Segura de sí misma, revela: “En mi vida lo que más quiero es tener un boutique y poder satisfacer los gustos de todas las mujeres vanguardistas, que mi marca sea reconocida en mi país y, por qué no, no a nivel mundial. Llevar prendas de la mejor calidad a mis clientes y, a largo plazo, tener una red de tiendas”.

Pretende posicionarse como una empresaria de renombre. “Que mi familia y mis amigos admiren mi trabajo. Si algún día la vida me da esa oportunidad no tengo la menor duda de formar parte de una fundación que ayude a los niños de la calle”.

Agradece, admira, a su madre por los valores y principios inculcados. Dice: “Lo que es el temor de Dios, que es tan importante en la vida de un ser humano exitoso”.

Añade: “Mi mayor inspiración, motivación y ganas de ser cada día mejor persona es mi madre. A ella debo todo lo que soy. Tengo muchas cosas que agradecerle pero, principalmente, admiro el hecho de trabajar por nuestra familia, hermanos”.

En retrospectiva, hace alusión a los comienzos en el modelaje. Describe: “Desde los 16 años inicié mi carrera en una agencia de modelos muy conocida en la ciudad, donde vivía en aquel entonces. A partir de allí se fueron abriendo muchas puertas; pienso que cuando amas lo que haces no hay obstáculo que te pare o te aleje de lo que deseas, ni siquiera el haber tenido hijo me ha separado de mis sueños. Cada día trabajo por ser mejor, tanto en lo personal como en lo profesional, porque, como dicen por ahí, el que quiere puede”.

Placeres

Goza al máximo cada bocado y experiencia. “El comer es uno de los más grandes placeres de la vida y mi paladar tiene una buena relación con la arepa (risas). Mis hobbys son correr bicicleta, ir al gym, salir de paseo con mi familia, cuidarme. Cuando tengo tiempo libre me encanta hacerme mascarillas, ver videos en YouTube, en especial los que tienen contenidos de belleza y fitness”.

De signo Acuario, comprometida. “Simplemente, nos disfrutamos al máximo, apreciamos mucho el poder estar juntos, esto lo digo porque muchas familias se han separado por la situación en la que se encuentra mi país. Me siento afortunada de poder tenerlos día tras día”, señala.

Se refiere a la conexión con su núcleo de amistades. Alega: “Con mis amigos no tengo la misma suerte, ya que muchos de ellos han tenido que emigrar en búsqueda de mejores oportunidades. Sin embargo, gracias a las redes sociales nos mantenemos en constante comunicación. Con los pocos amigos que aún viven aquí, en Venezuela, que cabe destacar son cuatro, trato de valorar su amistad porque no sé hasta cuando vayan a estar. Me encanta hacerlos reír y ser incondicional con ellos”.

Ama compartir con su pequeño retoño

Días con éxito

Granados Mora es fiel creyente del éxito. “Viene de la mano con la paz interna y la felicidad en tu vida, y debemos alimentarlo día a día. Yo, por ejemplo, siempre diferencio las prioridades de lo que quiero, siendo clara en qué es lo que deseo para mi vida. Todas las mañanas agradezco  lo que Dios y el universo me dan para ser exitosa, siempre me autovaluo y estudio cuáles son mis habilidades. Pongo a un lado el miedo y trabajo, trabajo mucho por alcanzar lo que sueño”, desde su punto de vista.

En cuanto su rutina, puntualiza que se levanta a las 6 de la mañana. Prepara desayuno, acude al gimnasio, regresa a casa, opta por ducharse. Luego, comparte con su retoño, atiende la tienda virtual que posee. Más tarde, almuerza. En ocasiones, toma una siesta y, de tener que realizar envíos o alguna otra diligencia, regresa al hogar a continuar laborando en diversos diseños. Cerca de las 8 de la noche se reúne con sus seres queridos, cenan en familia y termina durmiendo. A veces, cuando continúa despierta, opta por ponerse mascarillas.

“Mi lugar favorito, sin duda alguna, es mi hogar. Me encanta estar ahí porque, precisamente, ahí está mi paz y mi felicidad. Siento que soy una mujer realizada, aunque, como toda persona, siempre estoy en constante aprendizaje y quiero seguir creciendo”.

Envía un mensaje a las mujeres de América Latina: “Todas las mujeres tenemos una esencia sin importar el físico, cada una de nosotras podemos llegar hacer lo que tanto hemos soñado. No nos dejemos llevar por estereotipos, no se sientan mal si no tienen las medidas perfectas. Así tal cual cómo eres tienes la misma oportunidad de ser lo que sueñas, al igual que cualquier modelo famosa. Si la vida te dejó soñar también te dejará hacer ese sueño realidad. Lucha y trabaja incansablemente por eso que piensas cada noche al acostarte o al despertar. No te rindas, sé que en el camino se presentan momentos difíciles pero si haces lo que te apasiona ninguna adversidad te dará la opción de desistir, de seguir adelante y lograr eso que tanto anhelas”.

Para ella, todo se puede lograr aunque sea duro el camino

Karla Granados Mora, prosigue: “Los limites están en nuestras mentes. Si hoy no se dio lo que  querías, no importa, intenten una y otra vez, ¡no se rindan! Sin importar lo que suceda o los obstáculos que encuentren, sigan sus instintos. Nada es imposible”.

Comentarios Facebook