Ingrid Caprice Rendón es una joven salvadoreña de 39 años, es presentadora de noticias, lo que fue su sueño desde pequeña.

Nacida el 17 de octubre de 1979 en San salvador, es una madre soltera, signo Libra, que “ama toda la comida”, cosa que es poco común, ya que la mayoría de las personas siente predilección por alguna en específico.

Es una madre soltera orgullosa y profesional dedicada

Su lugar favorito y el que más disfruta es la playa y describe su rutina diaria como muy atareada desde bien temprano, luego de dejar a su hijo adolescente de 17 años en el colegio se dirige a realizar sus ejercicios en el gimnasio, para después dirigirse a sus labores como presentadora de noticias en televisión.

Sueña con continuar realizándose en todos los aspectos de su vida y nunca estancarse.

No tiene una persona definida a la cual admire, dice captar todo lo bueno de las personas que le inspiran, sin tener una en particular.

Comenzó su carrera como modelo en el año 1999. Complementando con su gran meta desde que era una niña de trabajar en televisión.

“En la vida todo lo que aprendes es ganancia  y sabiduría”

Es su mensaje para las chicas que comienzan en el medio, y quienes no han tenido la oportunidad de estudiar una carrera universitaria.

Cien por ciento optimista y cree en que las sueños se hacen realidad

A la vez que las estimula a que luchen por lo que desean. Es de las personas que creen que los sueños si se hacen realidad, pero siempre y cuando creamos en nosotros mismos.

Cuenta que siempre fantaseaba con lo que es actualmente su profesión, y decreta que lo que se ha propuesto en la vida lo ha logrado, porque los límites los pone la misma persona.

El entorno de Ingrid Caprice y sus afectos

Las relaciones con su familia y amigos siempre han sido las mejores y al pasar de los años se han consolidado.

Se siente inspirada primeramente por Dios, y no podía faltar su hijo, a quien considera un gran impulso para superarse en la vida y ser la mejor en lo que hace.

Ingrid Caprice Rendón: Presentadora de noticias

Se describe como la orgullosa madre de un hombrecito de 17 años, quien además de ser muy bien educado posee muy buen corazón y bellos sentimientos.

Finaliza puntualizando que los obstáculos por lo general se encuentran en nuestra mente, por lo que solo pueden ser superados si estamos conscientes de eso.

“¡Todo es ganas  y actitud!”

Reitera lo comentado a lo largo de la entrevista en cuanto a que en la vida todo tiene arreglo, y depende de nosotros, y solo de nosotros, el cuándo y cómo resolver los conflictos y superar las trabas que se nos puedan presentar en la vida.

Comentarios Facebook