Desiré Camacho Mora, (@cmdesi), modelo, conductora de radio y televisión, Miss Simpatía y Miss Fotogénica, nació y vive en San José, Costa Rica.

La también actriz y presentadora oficial del programa Flash TV, Ritmo Joven, La Carcajada, expresó que pese a contar con la capacidad de ser un mujer polifacética, su gran pasión es la actuación.

«Desde niña me ha gustado actuar. Me paraba frente al espejo y empezaba a actuar, lloraba, reía, hacía el papel de mala, hacía el papel de buena. En la actualidad, lo estudié y he participado en algunas escenas de películas y novelas», resaltó.

En entrevista exclusiva con Modelos Latinas, confesó que le encanta comer. «Sí me cuido con las dietas, pero trato de cuidarme entre semana para ir a comer lo que quiero fin de semana, así no sentirme mal. Como mucho. Me gustan las pastas, la comida mexicana».

Ama ir al gimnasio, hacerse ejercicio, mantenerse en forma.
«Verme bien, sentirme bien y saludable», describió.

Se cataloga como una fémina competitiva, ambiciosa, ya que, igualmente, resulta organizadora de eventos. «Me encanta estar trabajando, ocupada, generando dinero. Mi pasión es trabajar, hacer dinero, hacer proyectos». Adora las fotografías.

La fascina la playa, pasear y conocer nuevos lugares. «Me encanta estar con gente sociable, simpática, disfrutar de culturas. Amo las cosas insignificantes, como tomar café, pero que me generan paz. Me encanta un buen pasaje, respirar aire puro, descansar estar con mi familia. Me gusta de todo», puntualizó.

Su pasión es trabajar

Así empezó Desiré Camacho

De signo zodiacal Cáncer, soltera. Terminó bachillerato y comenzó a trabajar en eventos. «Fui edecán, modelo de piso, activación, bailarina de tarima; también, hacía fotos, pasarela, soy imagen».

Según ella, «prácticamente», su carrera profesional la empezó a los 18 años de edad. Sin embargo, paralizó tal proyección al casarse, duró con su ex justo cinco años. A la par, trabajó en bancos y laboraba en ocasiones como modelo. De forma interrumpida pero firme, se mantiene en auge.

Desde hace casi dos años, específicamente, le ha dedicado más tiempo «a lo propio». Aunque piensa como una mujer positiva, teme por el futuro. Tiene una razón para ocuparse: su hija.

«Trato de trabajar fuertemente para garantizar un bienestar. Para mí, proyecto a futuro es sinónimo de bienestar, tranquilidad, paz, saber que trabajé fuertemente por lo que tengo».

Por más de una década fue «asalariada». Hoy día escala a nivel de emprendedores, es independiente con su negocio.

Labora arduamente para «sacar» a su familia adelante. Planea fundar una productora de televisión, hacer programas, realitys, shows, ya que «me encanta el entretenimiento, hacer obras sociales. Aunque suene loco, en encantaría tener una casa tipo Play Boy. Me encantaría ser famosa a nivel mundial, que todo el mundo separa quién soy yo».

Busca «tener mucho dinero para ayudar a toda la gente que lo necesita, a los niños. Trabajar y trabajar para tener un gran futuro.

Admira a su abuela porque tuvo la gallardía de «criar a sus cinco hijas sola. Pasó mucho sufrimiento, sacrificio, y siempre fue una roca. Su casa se le quemó y hasta padeció tres infartos, toda una mujer luchadora. A los 82 años sigue trabajando, «le pone el espíritu a mi casa», enfatizó.

Para Camacho Mora, el éxito se logra con constancia, disciplina, responsabilidad, enfoque y humildad. Se debe «planear, escribir, ponerle fecha al proyecto para que lo puedas lograr siempre. Hay que ponerle amor y pasión a las cosas».

Distribución del tiempo

Divide su tiempo entre trabajo, quehaceres y familia. «Llevo a la niña a la escuela, me levanto, desayuno, me baño. Trabajo, hago ‘mandado’ si lo tengo que hacer. De lo contrario, voy al gimnasio, entreno al menos hora y media, regreso a casa, descanso».

Prosiguió: «Reviso redes sociales, hago marketing, reviso mi agenda; me gusta escribir, así que si debo hacer algo de un proyecto me voy de viaje, a la playa, ahí me organizo, paso tiempo con mi hija», describió.

Hace poco participó en un reality show, donde ganó y reinaron los juegos, problemas y situaciones incómodas. Con respecto a este evento, reveló que detestar perder. «Soy súper competitiva».

Ambiente familiar

Pese que la familia no apoya su labor, mantiene una buena relación. En sí, mi familia es mi hija. Amo a mis hermanas, amo a mi mamá, amo a mi abuelita, pero trato de no hablar de mi trabajo porque no les gusta mucho.

Con sus amigos se lleva «sumamente bien. Tengo muchas amistades, soy muy sociable. Cuando tengo un problema siempre he contado con mis amistades. Amo la paz, me gusta llevarme bien con las personas.
Sé que tengo un noble corazón y grandes sentimientos».

Resulta una mujer muy sociable

A las latinas que imaginan inmiscuirse en el espectáculo, Desiré Camacho sugiere no darse por vencidas. «Por más que digan que estas vieja, que no puedes, no han caso a esos comentarios. Al contrario, hay que demostrarse a uno mismo, no a la gente, de lo que está formado. Tienen que luchar e irse por ese sueño. No hay nada más enriquecedor que lograrlo. Salgan adelante solas, no hay límites. Todo se puede realizar con amor y pasión».

Comentarios Facebook