Se dedica a su marca de ropa, aunque es experta en Administración Tributaria. A sus 29 años de edad, Daniela Bracho cuenta con un futuro prometedor.

“Mi vida se divide en dos: el fitness y la moda. En lo primero, admiro a muchas atletas que logran mantenerse a lo largo del tiempo, no es nada fácil. En lo segundo, admiro a muchos diseñadores. Pero, sin duda, tengo una admiración por mi madre al verle sentar frente a una máquina de coser desde que tengo vida. Son esas personas las que están detrás de un gran nombre, las que hacen realmente el trabajo”, argumenta.

Nació en Caracas, Venezuela. De signo Libra, comprometida con una relación. Ama entrenar, hacer deporte. Sin embargo, su comida predilecta “no es nada fitness”. Entre risas, confiesa: “La española y la pasta”.

Los proyectos próximos se relacionan al universo fitness. “La marca va seguir así, nada muy demandante”, enfatiza.

De la mano de su hijo y núcleo familiar, motivos de inspiración y orgullo, asegura que los obstáculos se convierten en oportunidades.

De la niñez a la juventud

Relata: “De niña pensaba que vendría un príncipe azul a buscarme, mientras crecía imaginaba la mujer que soy ahora. Siempre trato de ser mejor en todo”.

“Entrenando tengo muchos años pero en competencias solo dos años. Respecto a mi marca, profesionalmente, desde hace como tres años. Es algo nuevo aun, siempre me gustó diseñar mi ropa porque era muy delgada y a la gente le gustaba lo que hacía. En algún momento decidí que podía diseñar y fabricar para los demás, ya grande”.

La caraqueña, que suele levantarse a tempranas horas para comer, entrenar y trabajar en su taller desde la comodidad de su hogar, lugar favorito por el calor familiar, indica que “no hay excusas” para dejar de salir adelante.

“Yo tuve a mi hijo a mitad de mi carrera y el mismo año quedé viuda. No hay mejor impulso que pensar en el futuro que deseas”.

Subraya: “Mi familia son mi mamá, mi hijo y mis abuelos. No hay más. Los amo. Mi mama y yo somos excelentes amigas. Mis amigos son muy pocos pero los que tengo son los mejores, estamos juntos aunque con algunos tenga kilómetros que nos dividen”.

Por esto, a la juventud de hoy día, invita a combinar “esfuerzo, dedicación, disciplina y amor para lograr todo lo que se propongan”.

Comentarios Facebook