Toda mujer que ame mantener el maquillaje intacto, duradero, debe tener en mente la importancia de una base con acabado perfecto.

Para cumplir tal deseo, que hace referencia al elemento principal de un maquillaje diario, se requiere de la aplicación de unos tips, aparte de dedicación y entrega.

Luce un acabado perfecto como si estuvieses en manos de expertos en la materia.

Escoge el tono ideal

«Primero lo primero». Para conseguir el tono ideal tendrás que probar la base en el espacio de la mandíbula, no en las manos o muñeca.

Aprende a escoger el tono ideal

De esta manera, encontrarás el perfecto que conjugue tu cuello y rostro.

Incluso, es esencial conocer el subtono de la piel para escoger que más favorezca.

Quédate con el acabado perfecto

De pretender un efecto luminoso, combina la base con un iluminador líquido.

En cambio, si prefieres un acabado sutil mezcla crema hidratante con tu base de maquillaje.

Haz todo lo posible por lucir un acabado perfecto

Si se trata de cautivar con un rostro húmedo, usa la base con gotas de aceite facial o, en su defecto, un poco de bálsamo.

Pese que cada fémina sostiene un estilo (algunas optan por utilizar brochas; otras, por los dedos) se debe hacer masaje en círculos con la base de maquillaje.

¿El objetivo? Aumentar la circulación.

De elegir un pincel o brocha, a fin de ampliar el fondo de maquillaje, implementa una de cerdas sintéticas: surgirá un acabado más natural y se desperdicia menos producto.

Disimula las líneas de expresión, los poros abiertos, fijando la base del maquillaje de forma correcta.

Es válido utilizar brochas o tus dedos

A tal magnitud, contarás con un acabado perfecto en un abrir y cerrar de ojos.

Comentarios Facebook