A los 15 años empezó a relacionarse con fotografías, anfitrionaje y pasarela, participando en agencia de modelos, donde estudió durante tres años

Desde ese entonces, Carina Cano se preparó en el mundo del modelaje: aprendió a desfilar, posar ante cámaras, hablar de la forma correcta y vestir chic y vanguardista.

En un rincón de la ciudad de Tocache, al norte de la selva peruana, nació el 20 de enero de 1998 la espectacular modelo profesional, quien se desempeña como administradora hotelera.

El sueño más anhelado de Caro es volar,  su primera carrera fue aviación comercial para tripulante.

Por ello, quiere dedicarse unos años a hacer lo que siempre quiso: volar e invertir en departamento y en empresa de ropa.

“Amo la moda, pero también me gustaría ubicarme en buen hotel para ejercer mi profesión como administradora hotelera”, señaló.

Sin embargo, cuando era pequeña deseaba ser veterinaria debido a que creció en granja y naturaleza, rodeada de animales y ambiente de paz.

Con el pasar del tiempo, se dio cuenta que lo que quería era ser modelo, resultaba apasionada por sesiones de fotos.

Carina Cano

Durante crecimiento descubrió otras disciplinas: artes marciales, muay thay y MMA que la ayudaron a formarse con sumo respeto hacia los demás, controlando también impulsos.

La bella chica tiene mentalidad diferente: no se inspira con cualquier celebridad.

Subrayó: “Hay almas viejas como Aristóteles, gran personaje de quien amo su forma de pensar”.

Adora reflexionar sobre el comportamiento humano para aprender de errores y vivir el presente.

Tal fundamento se lo inculcó su madre, por quien siente amor, orgullo y admiración. La relación que conservan son de mejores amigas.

Hobbis de Carina Caro

Ama entrenar, salir a correr por la playa y escribir. Su comida favorita es el tacaco, juane de yuca y ceviche.

El día de la culta joven comienza con gran entusiasmo: prepara comida saludable, mantiene cuerpo en forma y cultiva salud mental.

“Amo mi cuerpo y todo lo bonito empieza desde adentro”

Comparte tiempo entre estudios, eventos donde labora como anfitriona, sesiones de fotos. Además, se dedica a prepararse en maquillaje y alimentación adecuada.

Al finalizar jornada laboral, descansa en casa con su pareja disfrutando de serie favorita.

En otra línea, Carina Cano recalcó que llega a ser mujer centrada y enfocada en su felicidad, es auténtica y perseverante.

“Recuerden que la belleza es temporal, pero la sabiduría no, amo aprender y conocer nuevas cosas, sigan siempre el camino de sus objetivos”, reflexionó.

Carina Cano

Comentarios Facebook